Estudios de paraíso

20:44 Edit This 0 Comments »
Éramos tan jóvenes como el sol…
Ahora la estrella oscura, el agujero negro del tiempo ha jugado libremente con todos los fusiles;
se han acabado todas las balas, y me queda tan solo
un cuchillo en la memoria.
Aquí, arriba
donde la vida se aglutina,
aquí te ofrezco una canción,
un cuerpo oblicuo, para amedrentar este camino,
donde hay fornicación,
la chispa y hay fornicación,
parchando las estrellas y hay fornicación.
Tú ya no recuerdas, vas dormido como isla buscando equipajes.
Acá arriba, en el anteparaíso,
te guardo un fiel martillo para despertarte y devolverte tu perdida ternura.

0 comentarios: