25 d Diciembre

12:43 Edit This 0 Comments »

- No volveré a tocarte, lo juro -tornando su expresión un poco seria se calló-
- Eres hombre, cuando estas caliente no piensas -mirando a la derecha también guardé silencio-

Era inutil seguir conversando de mas recuerdos penosos y recientes pensé, se podía oler las razones de nuestro arranque y no era necesario aclararlo.

- No sería capaz de mentirle a nadie, no entiendo esa habilidad para tejer mas y mas trampas -rompió el silencio que me había empezado a perecer mas comodo.
- Una simple mentira que no puede ser perdonada -me llené de una emoción molesta- que tan dura puede ser?.

Se sentó y tomó un cigarro y lo encendió, esta vez con gracia de gangster, queriendo tal vez sentirse grande y en una escena de alguna película de mafiosos en un momento decisivo.

- Sé que aun me falta mucho por vivir y por eso me duele tal vez un poco mas la indolencia de algunos -sus ojos estaban ya brillosos mas que antes y miro el cielo tal vez para evitar que viera sus ojos, pero la noche llena de brillo reflejó aun más su angustia- ..gracias por escucharme... después de tantos años seguimos siendo amigos.
- Amigos, cierto... pero hemos cambiado -quise desviar la conversación y pensaba robarle el cigarro que desperdiciaba en la mano -y encima nunca me enseñaste esta tu terraza¡¡.
- Ay mujerrr, ven sientate aqui conmigo -y esta vez me abrazó paternalmente y con un tono un tanto adulto como hace tiempo yo le recordaba- Ella ha de tener algo emocionalmente que tú no tienes -opinó sobre lo que no habia querido hablar.
- Muchas cosas seguro -y sentí un gran nudo en la garganta que me impidió seguir, miré la avenida llena de luces y olvidé que estaba allí- solo somos juguetes....juguetes entre todos y no puedes perdonar un mentira porque te mientes a ti mismo
Odias tanto la mentira como yo, porque mientes... te mientes a ti mismo para anestesiarte el mal recuerdo que te provocó ser tu¡¡
- Juguete porque te entregas a la deriva y con cada asqueroso que te ha tocado te vas haciendo menos tú -con una rabia de respuesta había tirado el cigarro y me miraba fijamente-

- Feliz navidad, amigo mio..
- Feliz navidad.

Tomé mis zapatos y me perdí en el oscuro pasadizo, bajé las escaleras y recordé en ese instante que había prometido no expresarme asi.

- Después de todo, todos cambian..no? -lo gritó desde la terraza y la avenida se torno mas brillante aun- los juguetes no cambian.. solo se rompen¡¡ - su voz cayo como eco en mis oidos, lastima que solo mi espalda lo haya entendido.

Un par d almohadas

20:52 Edit This 0 Comments »

de existencia complaciente ves
con finas plumas te revistes
y bordado, completo te resguardas

danzando el polvo te distrae
a quietud de hogar doméstico ansias
lo que te conviene esta deshecho
mas vistes con producto plastico

a lado estamos dentro, sin movilidad
fantaseando con volar en pluma
pero estamos deshechos dentro
mientras la dueña se va deslizando

un par de cuentas
dos necesidades basicas
y un desamor reciente fuerte

descansa en nuestro pecho
sueña con lo azul detrás

de reciclable porvenir voy
tu a lado con plasticidad

cuando la conciencia vaya volver
ojala suene un poco jazz
y bailando me vaya al sur

A la orilla

16:39 Edit This 0 Comments »

Alrededor por la cercanía
rechinan asperezas frías
De dureza y deformidad normal
Por la tarde parecemos rojizas
Aunque es de gris o indefinido color
Sin movimiento ni idea fluctuante
Una vista clara gris
que intercala un brillo
Avanzan las horas y se sueña con el agua
Sin piernas como he de llegar..
Las olas solo se arriesgan a la orilla
y solo alucinas con un remezón
que nos haga caer más cerca
rodando, rodando tal ves llegáramos
donde el mar paciente nos espera
para desgastarnos la piel áspera
no sientas nostalgia anticipada
pues volveremos a la orilla clara
como arena brillante..
para que las olas vuelvan a jugar
con nuestra necedad